Sábado 18 de noviembre de 2017 UF: 26.574,00

Legales

Volver GASTOS DE OPERACION

GASTOS DE OPERACION

Gastos a considerar al momento de contratar un crédito hipotecario

Para materializar el préstamo es necesario costear la tasación de la propiedad, estudiar los títulos de la misma, preparar las escrituras, pagar el impuesto al mutuo y posteriormente inscribir el inmueble, la hipoteca y los gravámenes correspondientes.




Cuando tomamos la decisión de comprar una propiedad y para ello necesitamos un crédito hipotecario, debemos tener en cuenta que al contratar un préstamo de este tipo es necesario incurrir en una serie de gastos operacionales, que se pagan a la institución financiera para que éste se materialice.

Dichos gastos tienen el propósito de que el ente crediticio contrate internamente los servicios de terceros para realizar la tasación de la propiedad, estudiar los títulos de la misma, preparar las escrituras, pagar el impuesto al mutuo y posteriormente inscribir el inmueble, la hipoteca y los gravámenes correspondientes.

Este es un tema muy relevante, ya que no estamos hablando de montos menores, sobretodo en un momento en que el cambiarse de propiedad demanda por sí solo una serie de gastos adicionales que tienen que ver con la habilitación del nuevo bien raíz. En algunos casos existen instituciones que permiten incluir los gastos operacionales en el mismo monto del crédito y otros que no, dando la posibilidad de cancelarlos en cuotas. Lo anterior dependerá de cada institución, pero es bueno interiorizarse sobre si existen estas facilidades durante el proceso de búsqueda de alternativas de financiamiento.

Para tener en cuenta y así evitar sorpresas al momento de solicitar un crédito hipotecario, damos a conocer cuáles son gastos operacionales y sus valores referenciales:

1.Tasación: corresponde al gasto necesario para tasar y definir el valor comercial de la propiedad que se entregará en garantía a la institución financiera. Este gasto puede ir desde las UF 2,5 hasta las UF 5.

2.Estudio de Títulos:se utiliza para revisar que todos los antecedentes legales de la propiedad se encuentren en condiciones para poder traspasar e inscribir la propiedad y gravámenes correspondientes en favor del comprador y la institución financiera que otorgará el crédito. Este gasto puede ir desde las UF 2 hasta las UF 5.

3.Borrador de Escritura: con esto se confecciona la escritura de compraventa, mutuo e hipoteca. Fluctúa entre las UF 2 a UF 3.

4.Notaría: es el lugar donde se realizará la escritura de compraventa, mutuo e hipoteca y se obtendrán las copias del contrato correspondientes. Desde las UF 2,5 hasta UF 4.

5.Impuesto al mutuo: corresponde al 0,3% del monto del crédito en el caso de viviendas nuevas acogidas al DFL-2 (se pierde la condición de DFL-2 si la primera transferencia se realiza en un plazo superior a dos años desde la recepción final) o bien al 0,6% del monto del crédito en el caso de viviendas usadas o nuevas que no están acogidas al DFL-2. En el caso de refinanciamientos este impuesto es nulo, a menos que este refinanciamiento considere una ampliación del crédito, caso en el cual deberá pagar un 0,6% por el monto de la ampliación.

6.Conservador de Bienes Raíces: en este gasto se debe incurrir para inscribir el dominio, la hipoteca y prohibiciones de la propiedad que se entregará en garantía a la institución financiera. La inscripción de la hipoteca equivale a un dos por mil del monto del crédito con un tope de $ 260.000 aproximadamente. En el caso del dominio equivale a un dos por mil del valor de la compraventa con un tope, también, de $ 260.000 aproximadamente. Por lo general, el tope máximo para este concepto es de UF 30 ($ 680.000 aproximadamente).

Si aplicamos lo anterior para el caso de una persona que compra una propiedad nueva, acogida al DFL-2 de un valor de UF 2.000 y pide el 90%, es decir UF 1.800, el gasto operacional a pagar aproximado sería:

1.UF 3,75 equivalente a $ 85.000.
2.UF 3,50 equivalente a $ 79.000.
3.UF 2,50 equivalente a $ 56.500.
4.UF 3,25 equivalente a $ 73.500.
5.UF 5,40 equivalente a $ 122.000.
6.$ 185.000.

Por lo tanto, el total aproximado en este caso sería de $ 601.000, lo que representa un 1,5 % del valor del crédito. No es un monto menor, por lo que debemos estar preparados para asumirlo y considerarlo dentro del presupuesto al momento de tomar la decisión de comprar una propiedad.