Martes 19 de septiembre de 2017 UF: 26.574,00

Actualidad

Volver

En qué fijarse al elegir un corredor de propiedades

Actualmente, cualquier persona puede desempeñarse en esta actividad, ya que no tiene barreras aparentes .

Comprar o arrendar una vivienda es una decisión transcendental para muchas personas y más aún si involucra grandes cantidades de dinero. Por la magnitud de la operación, varios usuarios depositan en un corredor de propiedades el proceder del negocio.
Sin embargo, dejar esta labor en manos de un profesional no siempre resulta como se esperaba. En los últimos años, han aumentado las personas estafadas por inescrupulosos que se hacen pasar por corredores.
Robos de cheques, depósitos que se pierden y adelantos por propiedades fantasmas son partes de las estafas más recurrentes.
Para que su búsqueda de vivienda no se transforme en una pesadilla, los expertos entregan las claves para elegir a un buen corredor de propiedades.
“Actualmente, cualquier persona con un número de celular de prepago y una tarjeta de visita puede promoverse como corredor de propiedades, sin ninguna preparación formal ni experiencia, desperfilando el oficio y generando una pésima imagen personal”.
Para el presidente de Acop— Cámara Nacional de Servicios Inmobiliarios A.G. — , es fundamental que el corredor esté instalado en una oficina y con un grupo de trabajo. “Tiene que contar con un equipo de colaboradores que tengan la preparación ética y técnica adecuada. El corredor no debe trabajar solo”  , cualquiera puede publicar un aviso y hacerse pasar por corredor. “Es un tema súper frágil. Lo más recomendable es guiarse por referencias de un amigo o cercano, que la oficina del corredor quede cerca de la casa del usuario y que tenga experiencia comprobable”.

Registro Nacional

Hoy en día, cualquier persona puede ser corredor de propiedades, ya que esta actividad no tiene barreras de entradas.
El corretaje de propiedades es un oficio amplio y complejo que requiere de experiencia, conocimiento actualizado y de un equipo multidisciplinario dedicado exclusivamente a gestionar el éxito.
Algunas de las competencias mínimas que debe demostrar el corredor, tales como:
• Generar una evaluación comercial de la propiedad, con el objetivo de encontrar el precio de mercado
• Diseñar un plan de marketing personalizado y adecuado para las características de la propiedad y a las necesidades de cada cliente
• Gestionar las comunicaciones con los abogados, bancos y todos los demás involucrados, con el objetivo de mantener 100% informada a las partes respecto a los avances y los plazos de los hitos relevantes.
• Negociar con argumentos técnicos, y formalizar por escrito el cierre de negocio, con el objetivo de resguardar a todas las partes involucradas.
Para normar la actividad, desde el 2008 en la Cámara de Diputados se encuentra en tramitación un proyecto de Ley de busca crear un Registro Nacional de Corredores de propiedades.
“Lo más importante es que los corredores den de forma permanente un servicio con un domicilio conocido, que la gente lo pueda ubicar, incluso en el tiempo, cosa que después de los años no se les pierda la pista. No es suficiente tener una página Web o una cartera publicada en los medios. Insisto, corredores con oficinas y equipo de trabajo instalados dan mayor seguridad en relación a corredores unipersonales”,
Así las cosas, para evitar ser víctima de malas prácticas, antes de entablar una relación comercial con un corredor, verifique sus antecedentes y compruebe su experiencia, la dirección de la oficina y teléfono.